tedeum1

En la Parroquia Inmaculada Concepción de Tigre Centro se celebró esta mañana el único tedeum de toda la Zona Norte. La ceremonia fue ofrecida por el obispo de la Diócesis de San Isidro, monseñor Jorge Ojea, y contó con la participación del intendente Julio Zamora.

La celebración religiosa comenzó pocos minutos después de las 9. En su discurso de apertura, el obispo llamó a la unidad de los argentinos y a desarrollar la solidaridad entre pares. “Este día en que honramos la libertad, una cualidad del hombre que lo asemeja a Dios, debemos reforzar los lazos con nuestros hermanos. La Nación se construye cuidando que nadie quede excluido. El desafío de esta generación de argentinos es poder tender puentes que construyan vínculos con el prójimo”, expresó Ojea.

Durante el encuentro, monseñor Ojea le entregó al jefe comunal un acta evangélica con un mensaje de esperanza, a modo de presente, con las reflexiones de la Iglesia para los próximos años.

Según la tradición católica, el tedeum es un cántico de alegría que da gracias por la libertad de los hijos de Dios. Se trata de una oración que pide por el bien de los pueblos. En esta ocasión, la melodía fue ejecutada por Nancy Duque en su versión en español, con arreglos de guitarra, bombo y charango que citaban diferentes vertientes del folclore nacional.

De la ceremonia también formó parte la orquesta infantojuvenil de la localidad de Rincón de Milberg, que ejecutó a modo de cierre las estrofas del himno nacional, bajo la conducción de Martín Turco.

“Con música y alegría, hoy disfrutamos de un mensaje de paz que acompañamos. Los argentinos hemos recorrido un largo camino durante estos 200 años, donde se han provocado muchos encuentros y desencuentros, avances y retrocesos. Hoy, debemos dejar de lado las diferencias y concentrarnos en los desafíos que tenemos por adelante. Tenemos que concentrarnos en acabar con la pobreza y el hambre, erradicar la violencia hacia la mujer, generar empleo digno para todos y terminar de una vez por todas con la inseguridad. Esa es hoy nuestra tarea y mayor preocupación”, reflexionó Zamora.

A su turno, el párroco de Inmaculada Concepción, José “Cote” Quijano, comentó: “Tenemos una gran emoción porque esto había surgido a partir de una charla informal con la presidenta del Concejo Deliberante, Alejandra Nardi. Este es el único tedeum de toda Zona Norte para el 9 de Julio. Es un hecho muy significativo para nosotros. La iglesia siempre está abierta y esperamos poder celebrar muchas fiestas junto a la comunidad en el futuro”.