Compartir en:

El Tigre Boat Club (TBC) festejó su 130° aniversario con una cena en su sede del Paseo Victorica, de la que formaron parte el embajador de Inglaterra en Argentina, Mark Kent, autoridades municipales y socios.

Durante el encuentro, la presidenta del Concejo Deliberante, Alejandra Nardi, señaló: “Queremos felicitar a una de las instituciones pioneras del remo en Tigre. Su trabajo ha sido fundamental para que ese deporte sea considerado actualmente como una referencia para nuestra ciudad”.

En el transcurso de la celebración se presentaron dos nuevas embarcaciones doble par con timonel adquiridas por la entidad para remo de paseo. El secretario de Relaciones y Participación con la Comunidad, Emiliano Mansilla, fue el encargado de descubrir el nombre “130 años” de la primera de ellas.

“El club es merecedor de esta ceremonia y mucho más, por todo lo que significa para Tigre, por eso vinimos en representación de nuestro intendente Julio Zamora. Es un placer acompañar en todo lo que podamos desde nuestro lugar”, destacó Mansilla.

Por su parte, el presidente del TBC, Gabriel Botazzini, señaló: “Estamos orgullosos de anunciar un nuevo aniversario y festejarlo con la gente que nos acompaña a diario. Este club cuenta mucha historia y es pionero en el remo dentro del distrito. Vamos a seguir trabajando en conjunto con el Municipio para profundizar nuestro crecimiento”.

Al finalizar, las autoridades municipales entregaron dos placas de plata a los representantes del club. En tanto, los actuales directivos de la entidad distinguieron a expresidentes. El evento concluyó con un brindis.

TBC fue fundado en 1888 como un desprendimiento del Buenos Aires Rowing Club. Surgió como iniciativa de remeros británicos, quienes eligieron a Tigre como un lugar donde desarrollar sus propias actividades relacionadas con la disciplina.