El análisis del ruido detectado en las profundidades a unos 360 kilómetros de la costa, a la altura de Península Valdés, dictaminó que “no corresponde a un submarino” y probablemente tenga “un origen biológico”.

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, informó esta noche que “se analizó la firma acústica y no corresponde a un submarino”, por lo que se descartó que pudieran provenir del “ARA San Juan”, con el cual se perdió contacto hace cinco días.

El capitán informó también que, de acuerdo al análisis efectuado, el ruido detectado desde superficie en las últimas horas tampoco “corresponde a un patrón de golpes de casco en señal morse”, como especulaban algunas versiones.

Según explicó el vocero al brindar el último parte informativo del día, “este ruido puede ser un ruido biológico” originado en las características de la geografía submarina, donde culmina la plataforma continental argentina.

No obstante, Balbi informó que se decidió que en las próximas horas registren la zona con sus sonares dos buques oceanográficos argentinos y un buque polar brasileño que hoy se sumó a la flota de búsqueda.