El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que su gobierno será «implacable» con quienes delinquen, «con el Código Penal en la mano», al presentar el Programa de Fortalecimiento de Seguridad para los municipios del Gran Buenos Aires, que demandará una inversión de 37.700 millones de pesos.

El anuncio se realizó esta tarde en un acto simultáneo desde la residencia de Olivos y los partidos de Quilmes, San Isidro y Merlo, donde se encontraban funcionarios y los 24 intendentes de los distritos abarcados en la iniciativa.

«El problema de la inseguridad en el Gran Buenos Aires es el tema que más nos preocupa, más allá de la pandemia», dijo el Presidente en su discurso, en el que afirmó que «la desigualdad de las sociedades es promotora del delito».

En este marco, el jefe de Estado sostuvo que el gobierno nacional trabaja para «darle al que está peor la oportunidad» para que «no se dejen tentar por el crimen como salida».

Asimismo, el mandatario expresó que «las principales víctimas del delito son los que menos tienen, los que están en la calle, y salen a lograr su sustento diario».

«Si este plan funciona, la impunidad bajará y eso demandara más lugares en las cárceles. Por eso buscamos crear cárceles que den condiciones de encierro adecuadas a los que delinquen», dijo al anunciar el programa que también comprende la creación de nuevas unidades penitenciarias.

Al dirigirse a los familiares de víctimas de la inseguridad que participaron del acto, el Presidente señaló que «esperan respuestas de la Justicia» y agregó: «Solo puedo estar acompañándolos en el dolor».

Previamente, el gobernador Axel Kicillof, presente en Olivos, afirmó que el plan de seguridad «es uno de los más grandes que se tenga memoria» y destacó la presencia de representantes «tanto del oficialismo como de la oposición» en el acto.

«La Provincia necesitaba una importante inversión y transformación de la Policía», añadió Kicillof, quien anticipó que en los próximos días anunciará «un plan integral de seguridad para toda la Provincia, basado en los planes de los 135 intendentes».

Estuvieron también en Olivos la ministra de Seguridad nacional, Sabina Frederic; su par provincial, Sergio Berni; el director de la Gendarmería, Andrés Severino; y los intendentes Jorge Macri (Vicente López), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Juan José Mussi (Berazategui), Juan Zabaleta (Hurlingham), Fernando Espinoza (La Matanza) y Juan Andreoti (San Fernando).

En tanto, desde San Isidro, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, destacó la «mirada integral» del programa y sostuvo que es «muy importante poder cumplir con un compromiso que había tenido el Presidente: tener la seguridad como prioridad».

Acompañaron a Cafiero el ministro de Transporte, Mario Meoni; el responsable de la Prefectura Naval, Mario Farinón; el jefe de la Policía bonaerense, Daniel García; el jefe comunal local, Gustavo Posse, y sus pares Gastón Granados (Ezeiza), Andrés Watson (Florencio Varela), Néstor Grindetti (Lanús), Fernando Moreira (San Martín) y Julio Zamora (Tigre).

Además, en Merlo estuvieron conectados el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; el director de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), José Glinski, y los intendentes Gustavo Menéndez (Merlo), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Diego Valenzuela (Tres de Febrero) y Mariel Fernández (Moreno).

Mientras que participaron en el acto desde Quilmes el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; el diputado nacional Máximo Kirchner; el jefe de la Policía Federal, Juan Carlos Hernández; y los jefes comunales Mayra Mendoza (Quilmes), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Fernando Grey (Esteban Echeverría), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Lucas Ghi (Morón) y Jaime Méndez (San Miguel).

Las medidas incluyen una inversión de 37.700 millones de pesos para sumar 2.200 nuevos móviles, 4 mil paradas seguras, 12 unidades carcelarias, casi 4 mil nuevos efectivos de las fuerzas federales en el Gran Buenos Aires y diez nuevos nuevos agentes provinciales que se formarán durante 18 meses en academias descentralizadas en los municipios.

Además, a través de un convenio con la Provincia, se transferirán 10 mil millones de pesos para adquirir chalecos antibalas, cámaras de seguridad, armas, municiones, equipos tecnológicos y móviles policiales.

En cuanto al despliegue de fuerzas federales en el Conurbano, se informó que el gobierno invertirá 3.780 millones de pesos y que habrá un incremento del 100% de efectivos destinados a los operativos de seguridad.

También se comunicó que se construirán 12 unidades carcelarias con 5 mil nuevas plazas y una inversión de 12.800 millones de pesos: dos unidades de mil plazas cada una y diez alcaidías de 300 lugares cada una.

Asimismo, se anunció que se realizarán obras en 96 comisarías distribuidas en los 24 partidos del Gran Buenos Aires con una inversión estimada de 3.072 millones de pesos y edificará la primera etapa del Complejo Federal de Condenados de Agote en el Municipio de Mercedes, con una inversión de 3.234 millones de pesos.

A su vez, se construirán 4 mil paradas seguras, con una inversión de 3.370 millones de pesos, que estarán distribuidas en los principales corredores y contarán con botón antipánico, intercomunicador conectado a un centro de monitoreo de seguridad, cámara domo de 360 grados, reconocimiento facial, conexión wifi y pantalla informativa.