El presidente Alberto Fernández analizó hoy en Olivos el futuro del aislamiento social, preventivo y obligatorio a partir del próximo lunes, en varias reuniones que mantuvo con ministros, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador bonaerense Axel Kicillof, además de conversaciones telefónicas con otros mandatarios provinciales.

Fernández, junto con el Jefe de Gabinete Santiago Cafiero, dialogó por separado con los ministros de Interior, Eduardo «Wado» De Pedro; Salud, Ginés González García; Trabajo, Claudio Moroni; Transporte, Mario Meoni; y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.

Fuentes gubernamentales indicaron que el Jefe de Estado y Cafiero realizaron consultas vía teléfonica con los gobernadores a lo largo de toda la jornada.

Entrada la noche, continuaban las reuniones del Presidente con otros funcionarios en Olivos. Según adelantaron los voceros, los anuncios respecto a la decisión final sobre la forma en que continuará la cuarenta se conocerán «mañana o el sábado».

Fernández y Rodríguez Larreta se reunieron por 45 minutos. En el encuentro, el jefe de gobierno presentó una serie de propuestas para su distrito, de cara a la nueva etapa del aislamiento iniciado el 20 de marzo, a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia del Poder Ejecutivo.

Estas propuestas incluyen la posibilidad de permitir la realización de «salidas recreativas» y la apertura de diversos comercios, como kioscos, librerías, mueblerías y jugueterías, y empresas de mudanza, según informaron fuentes del Ejecutivo porteño. Estas actividades estarían regidas por «protocolos», recaudos y medidas sanitarias para cumplir con el distanciamiento social y evitar contagios, explicaron.

Voceros oficiales también dejaron en claro que «todas estas nuevas medidas están siendo consensuadas conjuntamente entre la Nación, la Ciudad y la Provincia teniendo una mirada muy especial en el Área Metropolitana» de Buenos Aires, donde se concentra la mayoría de los contagios de Covid-19.

Tras el encuentro con Rodríguez Larreta, Fernández se reunió con Kicillof, quien a su vez antes se había juntado con integrantes del comité provincial de expertos para evaluar la posibilidad de ampliar las excepciones para industrias y comercios en algunos municipios, y analizar el impacto epidemiológico y sanitario que generaría la medida.

Uno de los temas a decidir es el modo en que los operarios de la construcción, uno de los sectores que podría tener alguna apertura, se trasladarían hasta las obras, en especial las de las grandes empresas. Según comentaron fuentes del Ministerio de Transporte nacional, propondrían el funcionamiento de micros especiales para los trabajadores, para evitar de esta forma el aumento de pasajeros en colectivos y trenes.

Junto al ministro de Salud, el Presidente mantuvo ayer un encuentro con los integrantes del comité de epidemiólogos y expertos que lo asesoran desde que se declaró el aislamiento.

Según se informaron voceros, los especialistas destacaron el éxito de la cuarentena al afirmar que se ganó tiempo y se logró preparar el sistema sanitario para el pico de contagios.