Compartir en:

La Comuna dio inicio al plan de poda 2018, que comprenderá la intervención de más de 18 mil árboles por pedido de los vecinos. Con la supervisión del intendente Julio Zamora, las tareas se iniciaron en Tigre Centro y continuarán luego en General Pacheco, Don Torcuato, Benavídez y El Talar, para extenderse finalmente al resto de las localidades.

“Este año ponemos mucho énfasis en la poda, que tendrá presencia en todos los barrios. Con estos trabajos cuidamos los árboles y priorizamos la iluminación pública de calidad para todos los vecinos”, señaló el jefe comunal, quien durante la jornada dialogó con residentes de la calle Olivera César.

En un primer tramo, los trabajos se llevarán a cabo en las principales avenidas, aunque se proyectó que alcancen a los árboles de todas las localidades. Con este fin, el Municipio dispuso de seis cuadrillas.

Desde mayo hasta agosto se dan las temperaturas más bajas del año y es la época en que los árboles dejan de crecer, por lo que pueden ser podados. Con estas tareas, se evita que las ramas se entrelacen a los cables y que tapen las luminarias, que las hojas obstruyan los sumideros y que las raíces rompan las veredas.

Las especies que predominan en el distrito son plátanos, jacarandás, luquidámbares, casuarinas, paraísos, sauces y fresnos. Los vecinos que quieran solicitar la intervención de algún ejemplar deben comunicarse hasta el 1° de junio con la Dirección de Espacios Verdes, a través de la línea telefónica 4512-4522.