salario

El Consejo del Salario que integran empresarios, sindicalistas y autoridades gubernamentales, fijó este jueves la actualización del salario mínimo en 8.060 pesos a partir de enero del año próximo y aumentó el seguro de desempleo de 400 a 3 mil pesos.

El acuerdo se firmó luego de un breve encuentro en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada, encabezado por el ministro de Trabajo Jorge Triaca y que cerró el presidente Mauricio Macri, celebrando la mejora para los trabajadores e instando a todos a colaborar con un marco de crecimiento productivo.

El primer tramo del aumento del salario mínimo se concretará el primero de junio próximo y elevará el monto en 6.810 pesos; el segundo incremento llegará en septiembre venidero, dejándolo en 7.560 pesos; para alcanzar en enero del año próximo los 8.060 pautados, cerrando una suba total del 33 por ciento.

En tanto, el seguro de desempleo, que desde 2006 está en 400 pesos, se fijó en 3 mil pesos, lo que implica un aumento cercano al 700 por ciento, en comparación con las escalas salariales y de la seguridad social.

La nueva cifra del ingreso mínimo encontró una buena aceptación entre los empresarios pero no logró convencer a un sector de los representantes sindicales que votó en contra de la cifra cuando se puso a consideración, aunque sí a los delegados de las tres CGT.

Por el lado sindical estuvieron autoridades de las cinco centrales obreras, entre las que se destacaron Omar Maturano, Antonio Caló, José Luis Lingieri, Andrés Rodríguez, Julio Piumato, Hugo Yasky y Pablo Micheli.

El rechazo llegó desde los cuatro representantes de las dos CTA que lideran Yasky y Micheli, que llegaron con una expectativa de slario mínimo de 9 mil o 9.200 pesos, pero no en cuotas, como se estableció finalmente.

«No se puede fijar el salario mínimo a enero en 8 mil pesos cuando la canasta familiar hoy está en 16 mil», se quejó Micheli al abandonar la Casa Rosada, aunque señaló como «un avance» la convocatoria y la apertura de una instancia de diálogo.

En contrapartida, el titular de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Osvaldo Cornide, dio: «A nosotros nos parece un buen acuerdo, un treinta y pico de aumento para el sector empresario no es grave, y creo que da un piso que no es importante pero si aceptable para un sueldo mínimo».

El encuentro en Casa de Gobierno fue el corolario de las reuniones tripartitas que se desarrollaron a la mañana, en el Ministerio de Trabajo, de las comisiones de Salario Mínimo, Vital y Móvil, Prestaciones por Desempleo, Productividad, Empleo y Formación Profesional.