El intendente Julio Zamora se reunió con los representantes de la fundación Banco de Alimentos de Buenos Aires, con quienes firmó un convenio para ayudar a 140 comedores y merenderos locales, que recibirán donaciones y accederán a mercaderías a un menor costo.

“Es un orgullo recibirlos y llegar un acuerdo para el beneficio de nuestra comunidad. Desde el Municipio vamos a escuchar toda propuesta que busque favorecer a las personas que más lo necesitan. Agotaremos todas las instancias posibles que nos permitan combatir y superar la difícil situación alimentaria que nos toca vivir en la Argentina”, señaló el jefe comunal.

Además, el Municipio se comprometió a acompañar a la entidad en el asesoramiento de habilitaciones y planos para que puedan instalar su propia base de operaciones en la localidad de Benavídez.

“Nuestro intendente suscribió un convenio que nos va a permitir darle soporte a los merenderos de muchísimas familias de Tigre que, como en muchos otro lugares de la Argentina, la están pasando mal. Estamos para acompañar y fortalecer cualquier colaboración que pueda hacer la sociedad civil en beneficio de los sectores más vulnerables del distrito”, explicó el secretario de Política Sanitaria y Desarrollo Humano, Gonzalo Meschengieser.

Por su parte, la directora general del Banco de Alimentos, Marisa Giraldez, aseguró: “El balance de la reunión es extremadamente positivo. Estamos trabajando con muchas organizaciones del partido de Tigre. Entendemos que con esta firma van a surgir acciones que nos van a permitir potenciar el trabajo nuestro en conjunto con el Municipio para el beneficio de merenderos y organizaciones sociales”.

Al finalizar el encuentro, representantes de la fundación junto a funcionarios municipales visitaron el merendero Rincón de Carlín de Don Torcuato. Allí, los recibió la directora Andrea Aguirre, quien les detalló las necesidades que tiene esta organización social.

La fundación Banco de Alimentos de Buenos Aires es una organización sin fines de lucro que contribuye a reducir el hambre, mejorar la nutrición y evitar el desperdicio de alimentos. Reciben a diario donaciones de alimentos y productos de parte de empresas, productores agropecuarios y supermercados. Luego, las distribuyen entre las organizaciones sociales que dan de comer a personas que lo necesitan.