El intendente Julio Zamora firmó el decreto que pone en vigencia la emergencia económica municipal por el término de 90 días. Durante ese período, se readecuarán las partidas presupuestarias para darle prioridad a las áreas de la gestión que más las necesitan en este contexto de crisis sanitaria, como Salud, Seguridad y Desarrollo Social.

«La recaudación percibida por las arcas municipales en este trimestre está muy por debajo de lo presupuestado para el mismo período y los gastos se han incrementado debido a la pandemia covid-19, afectando fondos que no habían sido previstos», explica el escrito.

Además, el texto firmado por el jefe comunal describe que la situación económica y financiera de los estados nacional, provincial y municipal es muy delicada y que es imperioso tomar decisiones de carácter excepcional y temporal que prioricen la salud los vecinos.

Ante dicho panorama, el decreto contempla un reordenamiento de recursos y fondos con una perspectiva que prioriza la salud, la seguridad pública y la asistencia social.

Esta semana, Zamora anunció que el Hospital de Diagnóstico Inmediato de Benavídez está siendo readecuado para tratar únicamente casos de coronavirus. Con una importante inversión municipal, el centro médico incorporará 30 camas: 10 de terapia intensiva de alta complejidad y otras 20 para casos de mediana complejidad. El establecimiento también sumará respiradores y monitores multiparamétricos.

Además, el intendente presentó el nuevo Centro de Aislamiento de Emergencias de Tigre, ubicado en Troncos del Talar, que en 11 mil metros cuadrdaos tendrá 500 camas de internación, con la posibilidad de sumar 500 más, para que pacientes infectados con patologías leves puedan realizar el aislamiento.