Con el objetivo de hacerle frente al dengue, la chikunguña y el zika, el Municipio lleva a cabo un plan de contigencia que busca concientizar a los vecinos sobre la importancia de tomar medidas preventivas.

El mosquito transmisor de estas enfermedades no nace en el río y vive en las casas. Y la forma más efectiva de combatirlo es eliminando sus criaderos. Por eso, es importante que los vecinos retiren de sus domicilios los objetos en desuso que puedan acumular agua, como bidones, neumáticos viejos, latas, botellas y floreros, y mantengan tapados herméticamente los depósitos de agua de uso doméstico.

Cualquier recipiente que pueda acumular agua dentro o fuera de una casa es un espacio donde el aedes aegypti puede nacer. Con media hora por semana que cada vecino le dedique a la higiene de su patio, se ayuda a evitar la proliferación de este insecto.

La Organización Panamericana de la Salud alertó recientemente acerca de un nuevo ciclo epidémico de dengue en el continente. De acuerdo a la última actualización, el número de casos reportados hasta la fecha es el mayor registrado en la historia. Además, a pesar de que aún no comenzó la temporada cálida, ya se superó el máximo anual de enfermos. En la actualidad, los diez países más afectados son Brasil, Paraguay, México, Venezuela, Nicaragua, Honduras, Belice, Colombia, El Salvador y Guatemala.

Consejos para viajar al exterior:

-Informarse si hay casos de dengue, chikunguña y zika en el lugar de destino.

-Si existen casos de zika en el lugar de destino, deben evitar viajar las embarazadas.

-Usar siempre repelente y ropa que cubra todo el cuerpo para evitar las picaduras de los mosquitos.

-Si durante el viaje o las dos semanas posteriores al regreso, se tiene fiebre, erupciones en la piel o dolores agudos en las articulaciones, consultar rápidamente al centro de salud o el hospital más cercano.

-Antes de viajar a Brasil, vacunarse contra la fiebre amarilla y el sarampión.

Recomendaciones para el hogar:

-Poner boca abajo baldes, botellones y palanganas en uso.

-Tapar tanques y recipientes que se usen para juntar agua.

-Eliminar o mantener bajo techo las cubiertas de auto que no se usen.

-Vaciar los colectores de agua de los aires acondicionados.

-Utilizar tabletas y espirales repelentes dentro de las casas.

-Vaciar el agua de los platos que hay debajo de las macetas.

-Destapar los desagües de lluvia y las canaletas de los techos.

Ante cualquier duda, los vecinos pueden comunicarse con el área de Medicina Preventiva a los teléfonos 5282-7538 / 5282-7555 o al correo electrónico preventiva@tigre.gov.ar.