El Municipio ofrece una serie de recomendaciones ante la aparición de alacranes en la región. Estos arácnidos son de hábitos nocturnos y se mantienen activos todo el año, pero en época estival se hacen más frecuentes los hallazgos en superficie. En la ciudad, habitan en cañerías, conductos subterráneos, desagües cloacales y pluviales, donde se alimentan mayormente de cucarachas.

La mayoría de los accidentes por alacranes se producen en domicilios, por lo cual las medidas de prevención están orientadas a evitar el ingreso de los mismos y a tener precaución en los sitios donde pueden encontrarse.

Se recomienda:

-Revisar y sacudir prendas de vestir y calzados.

-Tener precaución cuando se examinan cajones o estantes.

-Utilizar rejillas sanitarias en desagües de ambientes y sanitarios.

-Controlar las entradas y las salidas de cañerías, aberturas y hendiduras.

-Colocar burletes o alambres tejidos (mosquiteros) en puertas y ventanas.

-Combatir las cucarachas que son el alimento preferido de los escorpiones.

-Realizar un aseo cuidadoso y periódico de las viviendas y sus alrededores.

-Eliminar diariamente la basura para reducir la cantidad de insectos (arañas y cucarachas) que sirven de alimento a los alacranes.

-Evitar la acumulación de materiales de construcción, escombros, leña y hojarasca porque suelen ser los lugares donde se mantienen, conservan y dispersan. No manipular estos materiales con las manos.

-Frente a eventuales picaduras, no apretar o perforar el área afectada. No quemar o aplicar soluciones sobre la misma. Tampoco intentar retirar el veneno con la boca. No hacer torniquetes ni cortes. Aplicar hielo y consultar rápidamente al Centro de Atención Familiar y de Salud u hospital más cercano.