A través de un decreto firmado por el intendente Julio Zamora, el Municipio adhirió hoy a la emergencia sanitaria declarada ayer por el gobierno provincial por el término de 180 días, debido a la pandemia de coronavirus.

La disposición provincial busca garantizar las medidas necesarias para que el Ministerio de Salud pueda cubrir eficientemente la atención sanitaria. Con este fin, se lo faculta a suspender las licencias anuales del personal de los hospitales y a contratar personal temporario.

Además, para atender las necesidades de equipamientos e insumos, se habilita a que los procedimientos de contratación de bienes y servicios sean tramitados con especial y prioritario despacho.

También se establece la suspensión durante 15 días de todo evento cultural, artístico, recreativo, deportivo y social de participación masiva. Y se aclara que este plazo podrá ser prorrogado.

La medida también permite a las autoridades a establecer modalidades de trabajo domiciliario, flexibilidad de horarios laborales y, en caso de corresponder, el cierre de las dependencias.