tbc

Los neozelandeses Mahe Drysdale y Juliette Haigh, ganadores de medallas de oro y bronce en Londres 2012, respectivamente, vinieron a visitar la Cuna del Remo Argentino y brindar una clínica de entrenamiento de alta competencia a los integrantes de la Escuela Municipal y los clubes locales.

“Es una experiencia increíble haber obtenido la medalla de oro en los últimos Juegos. A toda la delegación de Nueva Zelanda nos fue muy bien, y es una gran coronación para nosotros terminar aquí en Argentina. Me encantó esta ciudad, estoy maravillado con sus ríos y la cantidad de clubes, incluso estoy averiguando precios para venir a vivir en un tiempo. El consejo que les doy a los chicos es trabajar duro por el sueño, con esfuerzo y dedicación”, sostuvo Drysdale.

Ni bien llegó al país, el neozelandés se contactó con remeros de la selección argentina para pedirles que lo lleven a recorrer Tigre y sus clubes. Y para aprovechar su entusiasmo, organizaron una charla en el Tigre Boat Club.

Por su parte, Haigh afirmó: “Me gustó mucho Tigre y disfruté mucho del río y de la gente. Los chicos fueron muy amables y respetuosos; una gran experiencia”.

En tanto, la remera tigrense Laura Abalo expresó: “Estamos muy contentas por haber podido lograr que Mahe venga a Tigre, lo llevamos a conocer el Delta y quedó maravillado”.

Y otra de la remeras locales, Milka Kraljev, destacó: “Me senté en primera fila a mirarlos a los dos porque es un lujo tenerlos acá en Tigre. En un futuro estos chicos se darán cuenta del privilegio que nos dimos con su presencia. Fue un año único para Tigre y para el remo, con cada vez más gente practicándolo”.

Drysdale se coronó seis veces como campeón del mundo en single scull. Y fue medalla de bronce en Pekín 2008 y medalla de oro en Londres 2012. El campeón olímpico llegó acompañado de Haigh, su novia, quien fue tres veces campeona del mundo y recientemente terminó tercera en los últimos Juegos.