En la localidad de Rincón de Milberg, el Jardín de Infantes Niño Dios inauguró su nuevo comedor, que fue bautizado con el nombre «Doctor Alberto Parodi», en homenaje a un vecino fallecido que trabajó en beneficio de la comunidad.

La obra, realizada por la Fundación Agustín García con el apoyo del Municipio y la Diócesis de San Isidro, permitirá que más de 90 niños de 2 a 5 años de los niveles jardín maternal y jardín de infantes puedan desayunar, almorzar y merendar, además de desarrollar sus actividades diarias en artes plásticas y música.

«Es un día muy especial porque se concreta la posibilidad de tener este nuevo comedor. El jardín ofrece un servicio de jornada completa. Los chicos desayunan, almuerzan y meriendan; y este espacio será usado con ese fin, en un ambiente seguro y calefaccionado», comentó la directora del establecimiento educativo, Alejandra Giménez.

Por su parte, el obispo auxiliar de San Isidro, monseñor Martín Fassi, afirmó: «Estamos muy contentos por este nuevo lugar logrado gracias a la Fundación García y el acompañamiento del Municipio. Los chicos siempre son importantes y, en este tiempo más duro, ponemos la fuerza ahí porque son los que más nos necesitan. Desde la fe cristiana, la mesa es un lugar de encuentro. Cuando se juntan fuerzas, salen cosas como estas».

En tanto, el presidente de la Fundación Agustín García, señaló: «Esta obra es un gran esfuerzo que ha hecho la fundación para la comunidad de Rincón de Milberg y principalmente para el Jardín Niño Dios. El Municipio nos apoyó brindando seguridad durante el momento de la construcción y en la planificación de todo este proyecto. Había un viejo comedor que se inundaba los días de lluvia; y el hecho de poder tenerlo elevado y con todas las normas de seguridad correspondientes, hace que los chicos tengan una mejor calidad de vida».

En la apertura del espacio, la presidenta del Honorable Concejo Deliberante, Alejandra Nardi, entregó una placa conmemorativa a las autoridades de la institución. En ese marco, expresó: «Hay que destacar el esfuerzo del jardín y también de la fundación que colaboró con este proyecto. Desde el Municipio creemos que hay que trabajar en conjunto por la educación y el bienestar de la comunidad. Por eso, acompañamos este momento tan especial para la escuela, los docentes y la comunidad que va a ser la beneficiada con esta obra».

Estuvieron también presentes el delegado municipal de Rincón de Milberg, Jorge Santoro; el párroco de la Iglesia San Francisco de Asís de Tigre; Roberto Barón; el párroco de la Iglesia Perpetuo Socorro de Rincón de Milberg, Javier Dilernia; docentes; representantes de organizaciones de la sociedad civil y vecinos.