jardin

Un cálido acto sirvió para que el Jardín de Infantes 908 de Dique Luján festeje sus bodas de oro, con la presencia de docentes, actuales y ex alumnos y autoridades. Durante la jornada, se bendijeron las instalaciones, descubrieron placas conmemorativas, entregaron presentes y repasaron experiencias e historias de los 50 años de trayectoria de la entidad educativa.

«Estamos muy felices por celebrar este significante aniversario. Este es el jardín del pueblo y queremos que lo siga siendo para que todos los habitantes de Dique Luján y Villa La Ñata se sientan incluidos», expresó la directora Ana Glardoni, quien agregó: «El Municipio nos ha acompañado siempre en todo lo que hemos necesitado, de forma directa y eficiente. Eso nos llena de orgullo y compromete a seguir trabajando con tanta pasión y dedicación. Estamos muy agradecidos».

Presente en la ceremonia, la directora general de Educación municipal, Gloria Zingoni, dijo: «Nos pone muy contentos poder ser parte de este aniversario junto a docentes, alumnos y todos los que forman parte de este hermoso jardín; un espacio en el que el afecto de las maestras a los chicos y la dedicación y compromiso diario se nota y es un verdadero orgullo».

La institución fue inaugurada el 27 de mayo de 1966, pero comenzó sus tareas educativas en la sede de la Escuela Primaria 16 «Reconquista». En 1997, se estrenó su propio edificio. Y en 2009, se lo bautizó con el nombre «Xul Solar».

Estuvieron también presente durante la celebración el inspector jefe distrital, Jorge Barrera; el presidente del Consejo Escolar, Adrián Pintos; el delegado municipal de Dique Luján y Villa La Ñata, Hugo Cerrillo; el concejal Alejandro Forlong; y la consejera escolar Melina Abalos; entre otras autoridades.