La presidenta Cristina Fernández señaló hoy que ya 1.500 escuelas rurales accedieron a la televisión digital terrestre y a Internet, al tiempo que prometió que para el año próximo todas dispondrán de esos servicios. La mandataria hizo el anuncio en la inauguración de la nueva planta de ensamblaje de computadoras de la empresa nacional de tecnología Banghó, en Vicente López.
«Que un chiquito de Las Vegas o Humahuaca tenga las mismas oportunidades; que pueda mirar, saber y conocer las mismas cosas que cualquier chico argentino; eso nos hace vivir en una Argentina de la transformación», señaló Cristina.
La jefa de Estado luego precisó que «en 2012 van ser más de 11 mil escuelas rurales conectadas a Internet y a la televisión digital, con lo cual todos los chicos van a tener acceso, para que Rocío (una estudiante que se comunicó en el acto con la mandataria por videoconferencia) pueda ver Pakapaka, el único canal infantil no comercial de la Argentina».
También participaron del acto el gobernador Daniel Scioli; los ministros Débora Giorgi (Industria) y Alberto Sileoni (Educación); el intendente local, Enrique «Japonés» García; y el director de Banghó, Gustavo Suaya.
«Suaya me decía -continuó la mandataria- que hasta 2006 importaban. Claro, porque durante muchas décadas habíamos dejado de producir y el paradigma ya no era producir sino dar servicios e importar».
«En 2006 pasaron de importadores a generar trabajo para los argentinos, es un salto cualitativo, es un cambio de paradigma y esta planta va a significar más de cien puestos de trabajo y están pensando en un segundo turno», agregó.
Según aportó Cristina, en el año en que Banghó dejó de importar equipos informáticos para pasar a producirlos, se vendieron en el país 141.650 netbooks, de las cuales 6 mil fueron nacionales; mientras que en 2010 se comercializaron 1.613.513, de las cuales 280 mil fueron fabricadas en el país.
Cristina proyectó que este año se venderán en Argentina 1.300.000 netbooks. «Este aumento estará impulsado por las leyes y la intervención del Estado», dijo.
«El Estado debe seguir apuntalando la demanda agregada; es básico en la economía», consideró la mandataria y añadió: «No es lo mismo abrir una fábrica que abrir un container en la aduana».
Cristina recordó que la iniciativa legislativa para promover la producción de tecnología en el país fue llamada «impuestazo tecnológico». «Eso no fue así -recalcó-, se decía que no iba a haber producción nacional y estamos inaugurando una fábrica en Vicente López».