Compartir en:

Con el objetivo de generar “un poco de alivio” a la población, en el marco de la dura crisis que atraviesa el país, el gobierno nacional anunció un paquete de medidas para “profundizar la lucha contra la inflación y ayudar a reactivar la economía”.

“Creemos que, habiendo empezado a estabilizar la cuestión cambiaria, llegó el momento de traer un poco de alivio a los argentinos, que tantos esfuerzos hicieron en estos meses difíciles para todos”, indicó la administración de Mauricio Macri a través de un comunicado oficial.

Entre las “medidas principales”, se incluyeron mantener por al menos seis meses los precios de 60 productos y no aplicar nuevos aumentos en las tarifas de los servicios públicos en lo que resta del año.

Además, los beneficiarios de la Anses obtendrán descuentos en las compras con tarjeta de débito en supermercados y locales de indumentaria, electrónica y de materiales para la construcción, entre otros. Estas rebajas alcanzarán a jubilados y pensionados, titulares de pensiones no contributivas y de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

Los anuncios también alcanzaron la renovación y la ampliación de la oferta de créditos de la Anses “con montos más altos y más cuotas”. Esos préstamos estarán disponibles para 18 millones de personas, “con tasas desde el 40% anual”.

Gracias al congelamiento de las tarifas de los servicios públicos, no se registrarán más aumentos en las tarifas de la electricidad, el gas, el transporte público y los peajes, en el caso de las prestaciones que dependen del gobierno nacional.

En tanto, con la mira en la difícil situación que viven las pymes, se adelantó que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) lanzará un nuevo plan de pagos de deudas tributarias vencidas con una tasa menor y un plazo mayor que los programas anteriores.

Además, se eliminarán los derechos de exportación (retenciones) para las empresas que vendan por encima de su promedio del año pasado.

Tras la difusión del comunicado, los encargados de anunciar la medidas fueron los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda), Carolina Stanley (Desarrollo Social) y Dante Sica (Producción y Trabajo), durante una conferencia de prensa en la Residencia de Olivos.

Dujovne destacó que las medidas anunciadas fueron pensadas “como un alivio en un momento difícil” y “el inicio de una nueva etapa”. Y destacó: “Estamos convencidos de que vamos a ganar
la batalla contra la inflación”.

En el mismo sentido, Stanley expresó que las disposiciones buscan brindar “alivio a muchas familias argentinas”, al tiempo que destacó los créditos para beneficiarios de la Anses que se podrán obtener “sin pagar tasas usurarias”.

Mientras que Sica destacó que “las empresas se comprometieron a mantener los precios por los próximos seis meses”, con relación a sesenta productos de la canasta básica que no fueron precisados.

Por su parte, Macri solo se refirió a la batería de medidas económicas y sociales a través de un cuestionado video subido a las redes sociales. En el audiovisual, el jefe de Estado simula una visita espontánea a una familia porteña.