Compartir en:

Un lugar que transmite tranquilidad, así es el Club Suizo de Buenos Aires, una de las tantas asociaciones deportivas que las colonias de inmigrantes que llegaron al país instalaron en Tigre, con la práctica del remo como eje.

Para remitirse a la fundación de esta institución hay que trasladarse a 1913, una época en la que los porteños elegían estos pagos para sus actividades de recreación y veraneo. Ese año el club se radicó en tierras que pertenecían a la familia del escritor Manuel Mujica Lainez.

Debido a que la última inmigración suiza se dio en los años previos a la Segunda Guerra Mundial, en la actualidad la membresía de la entidad está integrada por quienes llegaron hace más de medio siglo a la Argentina, sus descendientes y también otras personas que se sienten a gusto con las costumbres de ese país del centro de Europa.

Hoy por hoy, el club cuenta con casi 200 socios activos y tiene capacidad para recibir a 50 más. Así lo explica su presidente Carlos Alberto Colomer, escribano de profesión y experimentado dirigente deportivo, quien mantiene a los 90 años una vitalidad envidiable.

“El club ofrece tenis y remo. Además, en las vacaciones se usa mucho la pileta”, resume Colomer en diálogo con TaD, en las placenteras instalaciones ubicadas en Lavalle 115, donde los socios pueden reunirse y, previo acuerdo con la cocina, degustar de las especialidades de la gastronomía suiza.

“En el club respetamos las modalidades suizas. Esto es modesto, sencillo. Cuando una persona viene a asociarse le preguntamos si conoce las costumbres suizas, para que piensen si quiere ingresar”, destaca el responsable, por los próximos dos años, de conducir los destinos de la entidad acompañado por un grupo de jóvenes dirigentes. “Para viejo ya estoy yo”, bromea.

Sobre el espíritu en el que se desarrollan los deportes en la institución, Colomer sintetiza: “Al suizo más que competir le gusta disfrutar”. Sin duda, dentro de este club el foco está puesto en la recreación.

El escribano también destaca que “los suizos están diseminados por el país; hay colonias en Santa Fe, en Misiones. Y, normalmente, cuando vienen a Buenos Aires, por ejemplo a estudiar, se asocian al club”.

Y, para finalizar, Colomer remarca un dato que le comentó el embajador saliente: “En América Latina, Argentina es el país que más suizos tiene: 27 mil”.
Río, remo, tenis, tranquilidad, recreación, buena gastronomía, todas palabras que los futuros socios, como ya lo hacen los actuales, relacionarán con las experiencias que el centenario Club Suizo de Buenos Aires tiene para ofrecerles.

Club Suizo de Buenos Aires
Lavalle 115, Tigre
4749-0082
clubsuizoar@yahoo.com.ar