Tras el fallecimiento de Daniela Arnolfo, la mujer que fue embestida por una lancha colectiva cuando circulaba con un kayak a la altura de la Estación Fluvial, se realizó una reunión del Consejo Asesor Permanente Isleño (CAPI) para debatir medidas para mejorar la seguridad en la navegación en el Delta.

El encuentro de ayer fue encabezado por el intendente Julio Zamora y contó con la participación de representantes de organizaciones sociales, presidentes de clubes de remo, autoridades de Prefectura Naval Argentina, miembros de la Dirección Provincial de Islas, empresarios del transporte fluvial y funcionarios municipales.

“Debemos trabajar mancomunadamente para garantizar la seguridad de vecinos y turistas que navegan por nuestro Delta. Si bien el Municipio no tiene jurisdicción sobre el control del manejo del transporte fluvial, vamos a colaborar en todo lo que este a nuestro alcance”, explicó el jefe comunal.

Ademas, el mandatario local apuntó contra la administración provincial por el deficiente servicio prestado por las embarcaciones fluviales que circulan por el Delta: “Hace años que venimos reclamando mejoras en el trasporte pero no obtenemos respuestas de la gobernadora (María Eugenia) Vidal. Los alumnos de las escuelas de Islas viajan en lanchas de 1950 y necesitamos que tomen cartas en el asunto para que no tengamos otro accidente”.

Entre otros temas, los presentes debatieron sobre la velocidad en la navegación de las distintas embarcaciones, la manera de ordenar el tránsito fluvial, la relocalización de muelles y amarras, y la formulación de acciones conjuntas entre distintas instituciones, con el objetivo de garantizar el bienestar de los pasajeros de las lanchas colectivas, los remeros y los isleños.

Por su parte, la presidenta del Concejo Deliberante, Alejandra Nardi, sostuvo: “Cada uno tenemos que hacer nuestro aporte para que no ocurran más accidentes. Entre todos debemos encontrar soluciones inmediatas para preservar la integridad tanto de los vecinos isleños como de aquellos que visitan nuestro Delta”.

El CAPI fue creado a finales del año pasado por Zamora como un instrumento para la construcción de políticas públicas para los habitantes de la Primera Sección del Delta. Este espacio está integrado por vecinos y representantes de organizaciones del sector insular.