“El Campito”, uno de los centros clandestinos de detención que albergó Campo de Mayo durante la última dictadura cívico – militar, será convertido en sitio de memoria. El ingreso al espacio está ubicado a 3 mil metros de la estación de Don Torcuato y fue señalizado en septiembre pasado.

Fue el presidente Alberto Fernández, durante la Asamblea Legislativa del domingo pasado, quien anunció: “En el contexto de la Ley Nacional de Sitios de Memoria, queriendo preservar el recuerdo colectivo del horror de la dictadura, vamos a impulsar la creación del espacio de memoria ‘El Campito’, en Campo de Mayo, por donde pasaron más de 5 mil víctimas”.

Esta noticia fue recibida con satisfacción por los integrantes de los organismos de derechos humanos, quienes en los últimos años se opusieron a la iniciativa del expresidente Mauricio Macri para transformar buena parte del predio de la guarnición militar en un parque nacional.

Sobre el anuncio, la presidenta de la Comisión de Sobrevivientes, Familiares y Compañeros de Campo de Mayo, Iris Avellaneda, manifestó: “Estaba sola y me largué a llorar, sentí una alegría enorme por lo que dijo (el Presidente)”.

En declaraciones a FM Tinkunaco, la sobreviviente de “El Campito”, donde también estuvo detenido su hijo “Negrito” Avellaneda, quien fue una de las víctimas de los trágicos “vuelos de la muerte”, explicó que junto a sus compañeros le enviaron cartas a Fernández para pedirle la preservación de los centros clandestinos. “Para nosotros fue una alegría; esta noticia para mí fue espectacular, me puse muy contenta”, agregó.

Por su parte, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, señaló: “La intención de los organismos de derechos humanos es que cada espacio se transforme en un espacio de memoria. De manera que ahí se recuerde lo que pasó, lo que hicieron y para que no vuelva a pasar”.

A través de FM La Uni, la referente añadió: “Justamente en ese lugar no solo hubo prisioneros, sino que también nacieron nietos que estamos buscando o algunos que ya encontramos”. Es que “El Campito” está situado muy cerca del Hospital Militar, donde funcionó una de las maternidades clandestinas.

Por último, Carlotto afirmó: “No sabemos si en esas tierras, abajo, no están las victimas de los salvajes de esa época”.

Además de “El Campito”, que fue señalizado como campo clandestino de detención el 29 de septiembre último, existen al menos otros cuatro espacios más para ser resguardados en Campo de Mayo: el centro clandestino conocido como “Las Casitas”, el Hospital Militar, el Batallón y el Polígono de Tiro, según el historiador Fabián Domínguez.

Para el secretario de Derechos Humanos nacional y nieto recuperado, Horacio Pietragalla Corti, “lo primero que hay que hacer en el predio de Campo de Mayo es hacer un rastrillaje real y descartar la duda de que haya enterrados compañeros desaparecidos en esos predios”.

Además, el funcionario aclaró en diálogo con Página 12 que “el Parque Nacional y todo lo que quería hacer Macri no se va a llevar adelante”. Y añadió: “Lo fundamental es tener siempre en cuenta que hay familiares y víctimas, que tienen que ser parte de cualquier cosa que se quiera hacer en esos predios”.

“Vamos a hacer una reunión con familiares y víctimas de Campo de Mayo para empezar a pensar este sitio de memoria que anunció el domingo el Presidente”, concluyó Pietragalla Corti.
Mientras tanto, la Comisión de Sobrevivientes, Familiares y Compañeros de Campo de Mayo ya está convocando para el próximo viernes 20 a un nuevo ingreso a “El Campito”, en el marco de las actividades del Mes de la Memoria.

“El 20 para nosotros es importante, tiene que ser un acto multitudinario, lo vamos a hacer en la señalización, donde se señalizo el año pasado como centro clandestino, y después vamos a entrar a ‘El Campito ‘a recorrer el lugar donde estuvieron todos nuestros queridos compañeros”, detalló Avellaneda.

“Queremos que sea un acto alegre, no un acto triste porque para tristeza ya hemos vivido demasiado, son muchos años de tristeza”, finalizó la sobreviviente.