Compartir en:

Por segundo año consecutivo, el distrito albergó el IronMan 70.3, el triatlón más prestigioso y exigente del planeta. El ganador de la prueba local fue el canadiense Lionel Sanders, con un tiempo de 3 horas, 42 minutos y 47 segundos. En tanto, en la categoría femenina se impuso la norteamericana Haley Chura, con una marca de 4 horas, 17 minutos y 42 segundos.

Con entrada libre y gratuita, más de 25 mil vecinos y visitantes disfrutaron de la competencia disputada en un circuito que se extendió por Nordelta, Rincón de Milberg y Tigre Centro. La carrera, que entregó 25 mil dólares en premios y 35 puntos para el campeonato mundial, combinó 1,9 kilómetros de natación, 90 kilómetros de ciclismo y 21 kilómetros de pedestrismo.

En total, participaron 2.200 atletas de 35 países, de los cuales 360 fueron mujeres, 53 competidores de élite y 8 deportistas con discapacidad. Además, 82 participantes residen en el distrito. Estos números lo convirtieron en el evento Ironman más grande a nivel mundial fuera del territorio estadounidense.

La carrera tuvo como punto de partida Puerto Canoas, ya que la etapa de natación se desarrolló en el lago de Nordelta. Luego, el circuito veloz de ciclismo con tres vueltas de 30 kilómetros se extendió entre las calles de Nordelta, el Camino de los Remeros y el Acceso Tigre. Finalmente, la parte de pedestrismo se realizó en Nordelta.

En lo que respecta a las posiciones, detrás del canadiense Sanders se ubicaron el estadounidense Rudolphe von Berg (3 horas, 46 minutos y 15 segundos) y el brasileño Igor Amorelli (3 horas, 46 minutos y 52 segundos). El mejor argentino fue Luciano Taccone, quien cumplió el recorrido con un tiempo de 3 horas, 50 minutos y 12 segundos y se ubicó séptimo. Entre las mujeres, se impuso Chura, seguida por la británica Kimberley Morrison (4 horas, 18 minutos y 29 segundos) y la brasileña Ariane Monticeli (4 horas, 25 minutos y 13 segundos).

Tras consagrarse en el IronMan 70.3 de Tigre, Sanders expresó: “Fue una carrera genial, con grandes competidores y un ambiente muy cálido. Creo que el diseño del circuito fue el adecuado e hizo que la dificultad subiera en cada tramo”.

Por su parte, la también ganadora Chura indicó: “Tigre es realmente hermoso, es mi primera vez en Argentina y me llevo una gran impresión. Creo que es muy especial que hubiera tantas personas en la llegada, esperándonos y alentándonos”.

En esta ocasión, la prueba contó con la participación especial de personalidades destacadas de diversas áreas del deporte, la música, el periodismo y la televisión, quienes compitieron por grupos dentro de la categoría para celebridades. Algunos de los nombres más reconocidos fueron Virginia Elizalde, Ronnie Arias, El Bahiano, Jorge “Pipa” Higuaín, José Meolans, los jugadoras de rugby Diego Albanese, Manuel Contepomi y Gonzalo Longo, las jugadoras de hockey Mercedes Margalot, Carla Rebecchi y Magdalena Aicega, el surfista Martín Passeri y los periodistas Nacho Goano y Carla Czudnowsky, entre otros. También formó parte el consagrado triatleta Oscar Galíndez.

El conductor televisivo Ronnie Arias comentó: “Fue una oportunidad alucinante en un lugar increíble, realmente venir hoy a Tigre era lo mejor que me podía pasar. La gente es muy amigable y me atendieron como un rey”. Y José Meolans añadió: “Es un evento fantástico y el marco en el que se dio es inmejorable. La organización fue estupenda, eso hace que los deportistas disfruten mucho más”.

Presente en la competencia y la entrega de premios, el intendente Julio Zamora resumió: “Por segundo año consecutivo, todos los vecinos de Tigre tienen el orgullo de recibir el Ironman 70.3, una competencia de nivel internacional. Aspiramos a que el año que viene tengamos muchos más participantes. Estamos contentos, además, porque la organización fue muy buena y por el impacto económico que producen encuentros de este estilo en nuestra comunidad. Estimamos un incremento considerable en hotelería, gastronomía y todo lo relacionado con la estadía de los visitantes los días previos y posteriores al certamen. Es una alegría por partida doble, tanto porque volvimos a ser sede de un evento de renombre mundial, como así también por los recursos que genera para el Municipio”.