El presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, anunció esta tarde que la meta de inflación para 2017 oscilará entre el 12% y el 17%, al tiempo que reveló que la tasa de interés de referencia a partir de enero será la de pases -colocaciones de corto plazo- y no la de Letras del Banco Central (Lebac), como sucede en la actualidad.

«El Banco Central asume el compromiso de afrontar el objetivo para que la tasa de inflación del año próximo sea de entre el 12% y el 17%», dijo Sturzenegger al inicio de la conferencia de prensa que ofreció en la sede del ente monetario para anunciar las Metas de Inflación del BCRA para 2017.

Además, el titular de la entidad afirmó que «la principal función del Central es que se cumpla esa meta de inflación», cuya implementación calificó como «sencilla, de no mucha complejidad».

La otra novedad principal de los anuncios formulados por Sturzenegger fue que la tasa de Lebac a 35 días de plazo dejará de ser la tasa de interés de referencia a partir del 1 de enero del año próximo.

«Desde enero del año que viene utilizaremos como tasa de referencia a la de pases a 7 días, lo cual permitirá dar mayor estabilidad y transparencia al mercado, con lo que la actual tasa de Lebac se fijará mensualmente, los terceros miércoles de cada mes», explicó el economista.

El presidente del BCRA también consideró que el hecho de que 2017 sea «un año electoral no perjudicará la marcha del proceso de desinflación en curso, ya que el descenso de la inflación favorecerá el crecimiento económico del país».

Sturzenegger pasó revista a lo actuado por el BCRA en lo que va de 2016 y aseguró que, tal como se había previsto en abril, la tasa de inflación de los últimos tres meses de este año descenderá al 1,5% mensual, lo que el funcionario consideró una clara demostración del éxito de la política antiinflacionaria de la entidad a su cargo.

En este sentido, el titular del Central adelantó que la meta de inflación para 2018 será de entre el 8% y el 12%, mientras que para 2019, último año del mandato presidencial de Mauricio Macri, se estableció ese objetivo en el 5%.