Los hisopados realizados a los mediocampistas del Club Atlético Tigre Diego Morales e Iván Bolaño arrojaron “resultados positivos” de coronavirus. Como consecuencia, ambos jugadores no podrán reanudar las prácticas junto a sus compañeros este lunes, con miras a la vuelta de la Copa Libertadores.

La propia entidad de Victoria anunció esta noche que los dos futbolistas se hallan “asintomáticos y cumpliendo la cuarentena” en sus respectivos domicilios, con las disposiciones sanitarias propuestas.

Morales, de 33 años, y Bolaño, de 22, son dos de los integrantes del plantel dirigido por el entrenador Néstor Gorosito afectados por la covid-19.

Anteriormente, el también volante Agustín Cardozo (23 años) se contagió en junio pasado y, luego de permanecer recluido en su casa por algo más de dos semanas, fue dado de alta.

El Matador, que milita en la Primera Nacional en el plano nacional, volverá a las prácticas este lunes 10, en horario matutino, a partir de la autorización recibida por la AFA para que reanuden sus actividades los equipos que actúan en la presente edición de la Copa Libertadores.

El plantel de Tigre retornará a los entrenamientos en grupos no mayores a seis futbolistas cada uno, en las instalaciones del Country Mapuche de la localidad de Pilar.

El equipo de Gorosito interviene en el Grupo B de la Libertadores y tiene programado su próximo partido para el jueves 17 de septiembre ante Guaraní de Paraguay, como visitante en Asunción.