marcha

Más de mil docentes se movilizaron en Tigre para reclamar mejores condiciones de trabajo, tras las agresiones sufridas la semana pasada por el maestro de la EP 49 Rubén Altamirano y la vicedirectora del Jardín de Infantes 918 Judit Oropel, quienes fueron golpeados por un padre y una madre, respectivamente.

Convocados por Suteba Tigre y otros gremios de la región, los manifestantes marcharon por el centro de la ciudad para presentar distintos reclamos en las sedes de la prestataria médica, la Jefatura Distrital, la Jefatura Regional y el Municipio.

“Responsabilizamos al poder político y a los medios de comunicación que suelen descalificar y denostar nuestros legítimos reclamos y luchas, creando el clima para que estas agresiones ocurran, en la medida en que se nos responsabiliza por el estado lamentable de la educación pública”, expresaron desde la seccional local del principal sindicato docente.