distrito1

La Comuna, con el asesoramiento del prestigioso estudio de urbanistas mundiales Gehl Architects y la participación de diferentes sectores de la sociedad, se propone revitalizar las 32 manzanas ubicadas en el casco histórico que comprenden el denominado Distrito Tigre Sur.

El anuncio oficial lo realizó el intendente Julio Zamora, en el Concejo Deliberante, donde indicó: «La ciudad que queremos será más abierta e inclusiva, en donde el espacio público sea el motor de desarrollo. Esto lo haremos a través de la participación de los vecinos en el ámbito del Concejo Económico y Social, por medio de los talleres del programa ‘Ciudades para la gente’. Habrá un ida y vuelta con profesionales de la materia para ver de qué manera podemos mejorar la calidad de vida de los vecinos de Tigre».

El nuevo plan, que se integra a los cambios que viene realizando el Municipio en materia de desarrollo urbano en Paseo Victorica, Boulevard Sáenz Peña, Villa La Ñata y Puerto de Frutos, incorpora al Distrito Tigre Sur para modificarlo. La iniciativa tiene como objetivo principal mejorar y ampliar el espacio público pensando en la experiencia del peatón y en generar vivencias en torno a la gastronomía, el arte, la innovación y la ciencia, a través de emprendimientos artísticos, culturales, comerciales y residenciales.

La zona comprendida en el proyecto está delimitada por los ríos Luján y Tigre, el Canal San Fernando y la Avenida Luis García. Dentro de este espacio, se encuentran las 32 manzanas del llamado Distrito Tigre Sur.

El subsecretario de Urbanismo, Rodolfo Díaz Molina, explicó: «Este es un punto de partida en el trabajo preferencial sobre distritos especiales para diseñar una nueva estructura urbana que reordene un territorio como el nuestro, que está muy fraccionado. Esto se da por los ríos, las vías o la autopista; es un área que debe ser reestructurada en función de poder facilitar el transporte. Entonces, la idea es encontrar un nuevo enfoque para el manejo de la ciudad».

En tanto, el arquitecto Pablo Guiraldes, de la Fundación Metropolitana, como coordinador de los talleres «Ciudades para la gente», expresó: «Tigre se enfrenta a la necesidad de repensar su futuro como territorio, por eso el trabajo de Gehl Architects será traer su visión, su experiencia y metodología, probadas en numerosas ciudades del mundo para ayudar a imaginar cómo podemos alcanzar un futuro como ciudad inclusiva, sustentable y amigable».

En lo que respecta a la arquitectura social de la nueva estructura urbana, el presidente de la Fundación Avina, Carlos March, remarcó: «En la zona sur de Tigre se combinan diferentes instrumentos que la convierten en un desafío de vanguardia urbana. Es una ciudad que está dando pasos muy importantes con respecto a desarrollo a escala humana, del espacio público y en el involucramiento de organizaciones sociales».