Compartir en:

Esta mañana, los principales referentes del Frente de Unidad Docente entregaron una carta dirigida a la gobernadora María Eugenia Vidal en la Casa de Gobierno provincial, donde les cerraron las puertas en sus caras y los hicieron esperar bajo la lluvia. Finalmente, los dirigentes tuvieron que pasar la nota en la que le solicitan a la mandataria una audiencia para tratar las distintas problemáticas educativas a través de las rejas.

“Es una vergüenza que nos impidan entregar una nota en Mesa de Entradas como corresponde. En democracia estas sedes deben estar abiertas para la petición del conjunto de los ciudadanos. Una vez más, las autoridades desconocieron a los docentes y sus reclamos. Necesitamos discutir la problemática integral que atañe la educación pública. Hoy quedó claro que el diálogo del que habla la gobernadora es solo una puesta en escena”, sostuvo el secretario general del Suteba, Roberto Baradel.

“No nos dejaron pasar ni nos permitieron hablar con los funcionarios. Esperamos que la gobernadora nos reciba y seguiremos reclamando en unidad por la escuela pública y los derechos de los trabajadores de la educación. Digan lo que digan y hagan lo que hagan no nos van a doblegar”, finalizó el dirigente sindical.

Por su parte, la presidenta de la FEB, Mirta Petrocini, señaló: “Es curioso cómo una gestión que se dice ‘de puertas abiertas’ y que ha hecho del diálogo su consigna no pueda recibir el pedido de audiencia de los representantes de los docentes”.

Mientras que el titular de Udocba, Miguel Díaz, expresó: “Nosotros venimos como ciudadanos, de manera civilizada. Queremos dialogar con la gobernadora y nos costó llegar. Todas las puertas cerradas. Queremos ver qué soluciones tiene para resolver el tema de la educación. Hicimos marchas, volanteadas, paros, carteles, declaraciones de prensa, todo tipo de acciones. Con voluntad política ella puede destrabar este conflicto”.