Daniel Sfeir deberá cumplir con la prisión preventiva dispuesta hoy por el juez de Garantías de San Isidro Ricardo Costa, tras el pedido del fiscal Cosme Iribarren. El empresario es el principal sospechoso del asesinato de su esposa Silvia Prigent.

El abogado defensor Rubén Jones había solicitado que el viudo permanezca en libertad, al argumentar que no existe peligro de fuga ni de entorpecimiento de la investigación. Por su parte, el pedido del fiscal había sido apoyado por José Vera, el letrado que representa como particulares damnificados a los padres de la maestra asesinada de dos disparos, cuyo cuerpo fue hallado el 29 de diciembre último en un descampado de Dique Luján.

Sfeir había reiterado ayer su inocencia, aunque admitió por primera vez que estuvo el día y a la hora del homicidio en la zona donde apareció el cadáver para dejar a su amante. «Lo único que quiero decir es que yo fui al lugar a llevar a María Cristina Soria. Estuve en la zona porque fui a llevarla a ella, pero no tengo nada que ver», dijo.

El viudo fue detenido el 13 de enero, luego de que el fiscal Iribarren lo acusara de ser el autor del crimen de su esposa y le imputara el «homicidio calificado por el vínculo». Por el caso, también fue detenido el sábado último Jorge Bini, quien según los investigadores está sospechado como coautor. Se trata de un pai umbanda que, además, era empleado y mano derecha de Sfeir.

Por JIU