Compartir en:

bondi

El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria por el paro por tiempo indeterminado declarado esta madrugada por los trabajadores en la línea de colectivos 60 contra la suspensión de 25 empleados que habían adherido a una protesta sindical la semana pasada.

La comisión interna gremial aguarda la notificación de la cartera laboral «para conocer los detalles de la conciliación y resolver si la aceptamos o no», informó el delegado Esteban Simonetta a Télam.

«Queremos ver si la empresa retrotrae este conflicto, generado solo por ellos, para que no haya más compañeros sancionados, porque sino lo hace no tiene sentido y el paro va a seguir», remarcó el sindicalista.

Los trabajadores iniciaron esta madrugada un paro por tiempo indeterminado en todos los ramales contra la decisión de la empresa de suspender a 25 choferes que participaron la semana pasada de la protesta que consistió en no cobrarles el boleto a los pasajeros.

«Nos suspendieron a 25 compañeros por participar en el no cobro de boletos que hicimos la última semana en reclamo de una mejora en el servicio, y para no afectar a los pasajeros», explicó, por su parte, Néstor Marcolín, otro de los delegados.

Marcolín anticipó que «sólo levantaremos la huelga cuando la patronal levante las suspensiones de los trabajadores».

La medida de fuerza afecta a los 250 mil pasajeros que diariamente utilizan el servicio de los 19 ramales de la línea de colectivos une la ciudad de Buenos Aires con el Conurbano Norte.