En la localidad de Benavídez, efectivos del Centro de Operaciones Tigre (COT) detuvieron a un sujeto que destrozó un tótem de seguridad. Las cámaras emplazadas en la vía pública visualizaron al malviviente en pleno acto vandálico, lo que permitió que en pocos minutos los agentes locales lo lograran localizar y aprehender.

La secuencia comenzó cuando se divisó al individuo arrojando patadas y piedras al dispositivo ubicado en San Francisco y Godoy Cruz, y luego escapando a pie. Esto provocó que desde la base de monitoreo se diera aviso del hecho a los agentes que patrullaban la zona.

Momentos después, el malviviente se cambió toda su indumentaria con la intención de no ser reconocido, pero las cámaras también registraron esta circunstancia, que también fue informada a los uniformados.

Finalmente, los efectivos lograron aprehender al individuo, que fue trasladado a la dependencia policial correspondiente.