Gracias a las cámaras de seguridad del Centro de Operaciones Tigre (COT), agentes detuvieron a un hombre que manejaba alcoholizado por las calles de Troncos del Talar.

Todo comenzó cuando los dispositivos de videovigilancia registraron la colisión del automóvil contra la rotonda ubicada sobre la intersección de las avenidas Larralde y Liniers. De inmediato, los operadores de la base de monitoreo informaron a los uniformados que el vehículo continuó su trayecto en sentido a Juan B. Justo y Maestro Vicco.

Momentos después, los agentes localizaron el auto y sometieron al conductor al correspondiente control de alcoholemia, que arrojó 1.34 gramos de alcohol en sangre.

Como consecuencia, el sujeto fue demorado y el automóvil remitido al corralón municipal.