Compartir en:

Efectivos del Centro de Operaciones Tigre (COT) aprehendieron a dos malvivientes que abrían vehículos con inhibidores de alarmas en el estacionamiento del centro comercial de Nordelta y de complejos aledaños. A través del sistema denominado “Buscador”, que permite la lectura de patentes, se identificó el vehículo en el que se trasladaban, por lo que los uniformados pudieron realizar las detenciones rápidamente.

Los malvivientes, de nacionalidad chilena, tenían un largo prontuario de robos de vehículos estacionados. Pero en uno de los ilícitos, las cámaras identificaron la patente del rodado que utilizaban: una Ford Eco Sport gris.

Cuando el sistema de monitoreo captó nuevamente la patente del automóvil al llegar al centro comercial de Nordelta, desde la base operativa del COT se informó a los agentes para que interceptaran a los sospechosos.

Los uniformados concretaron las detenciones en cuestión de minutos y dentro del auto hallaron los dispositivos empleados para cometer los robos, celulares, dinero en efectivo, handies y guantes. Los ladrones fueron trasladados a dependencia policial, donde quedaron a disposición de la Justicia.