El personal de un móvil del Centro de Operaciones Tigre (COT), que fue alertado por una pareja de motociclista sobre los ocupantes de un Fiat Duna gris que estaban intentando robar y realizando disparos, logró identificar el vehículo y detener a sus dos tripulantes.

El vehículo sospechoso fue acorralado en la intersección de Avenida Liniers y Espejo, hasta donse llegaron móviles municipales y patrulleros policiales, gracias al operativo cerrojo que fue puesto en marcha desde el COT.

Para una correcta identificación de los ocupantes y ante la presunción de que estaban armados, se los hizo descender del vehículo y tirarse al suelo para el cacheo pertinente. Los uniformados encontraron que uno de los sujetos llevaba un arma de fuego calibre 22 largo.

Finalmente, las dos personas fueron aprehendidas y trasladadas a la comisaria, donde quedaron a disposición de la Justicia.