El cosecretario general de la CGT, Héctor Daer, criticó hoy los despidos producidos en la empresa Techint y sostuvo que pueden ser «la punta de una situación compleja» que «se puede potenciar», frente a la situación de aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional para mitigar el avance del coronavirus en el país.

De esta manera, el sindicalista se refirió a la decisión de Techint de desafectar a 1.450 operarios, quienes estaban contratados para trabajar en obras y servicios en las provincias de Buenos Aires, Neuquén y Tucumán, que ayer informó la Unión Obrera de la Construcción (Uocra).

«La situación de los despidos en Techint se puede potenciar a 100 mil personas», advirtió Daer en diálogo con AM 750 y pidió «preservar el empleo para que la población no entre en una situación de mayor vulnerabilidad».

En ese marco, el jefe cegetista advirtió también que la CGT teme un aumento del desempleo como consecuencia del «parate» que genera la pandemia de coronavirus.

«Es una preocupación lógica para los trabajadores, y nos consta que también es una preocupación importantísima para todo el gobierno», remarcó el dirigente y continuó: «Es lo que estamos hablando con los funcionarios de Trabajo, Salud y Desarrollo Productivo».

«Si hay que auxiliar a 5 millones de trabajadores, no existe Estado que lo pueda hacer, y hablo solo de los trabajadores formales», consideró.

De todos modos, Daer aclaró que el país vive «una situación atípica en nuestro siglo» y destacó la labor del presidente Alberto Fernández, de quien destacó que «está llevando a cabo en forma perfecta las medidas» adoptadas.

«Hay que destacar la firmeza del Presidente: haber tenido un presidente con su firmeza hizo posible que hoy no tuviéramos un pico más grave de la enfermedad”, señaló.

Puntualmente sobre los despidos en Techint, el secretario general del gremio de la Sanidad (ATSA) opinó: «Por la envergadura de esa empresa, creo que la decisión es desacertada». Y consideró que «haber apresurado esta decisión es muy desafortunado».

Además, el sindicalista explicó que lo que se debe hacer «es frenar todo esto y encontrar caminos con el equilibrio necesario entre el cuidado de la población y la generación de trabajo y riqueza para nuestro país».

En ese sentido, el dirigente consideró que «hay que ver cómo determinadas actividades, de la construcción e industriales que no tienen que ver con áreas metropolitanas, pueden empezar a girar también, para que el Estado deba acudir en ayuda de aquellos sectores que van a tener una cuarentena mucho más larga».