La líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, sostuvo hoy, al cumplirse un año de su detención, que nadie se va a “salvar” de la “persecución” si la militancia no “derrota” al oficialismo “en la calle” y “en las urnas”.

Mientras organizaciones sociales, políticas, sindicales, académicas y de Derechos Humanos se movilizaban en la ciudad de Buenos Aires y otros puntos del país para reclamar su libertad, la dirigente difundió una carta abierta para denunciar la “represión en Jujuy” y pedirle a los jóvenes que “militen” para revertir la situación social.

“No se salvó nadie compañeros, ni se van a salvar si no los derrotamos con la militancia en la calle y también en las urnas”, arengó desde el penal de Alto Comedero, en Jujuy, donde se encuentra encarcelada.

Sala recordó que, más allá de su detención, también “se cumple un año de la persecución a los militantes sociales en todo el país por parte de este gobierno”, en alusión a la administración encabezada por Mauricio Macri.

“Primero reprimieron a los tupaqueros, luego a los empleados públicos, a los despedidos de las fábricas, a los científicos, a los maestros y profesores, a los manteros que son vendedores ambulantes y finalmente a los mapuches de los pueblos originarios”, enumeró la diputada del Parlasur.

Tras subrayar que “no se salvó nadie”, Sala cuestionó al gobierno de Cambiemos: “Nos prometieron la revolución de la alegría y nos trajeron tristeza, despidos y pobreza”.

Finalmente, la líder de la Tupac Amaru firmó al pie la carta definiéndose como “presa política”.

En tanto, el Comité por la Libertad de Milagro Sala volvió a exigir esta mañana el cese de la detención de la dirigente y reclamó la intervención federal de la provincia Jujuy.

“En estas condiciones, lo que corresponde en un estado de derecho y conforme al texto de la Constitución, si no se garantiza la administración de justicia, es la intervención federal”, enfatizó el exjuez de la Corte Suprema, Eugenio Zaffaroni.

De la conferencia de prensa, realizada en un local de San José y México, del barrio porteño de Monserrat, participaron distintos referentes sociales y políticos. Entre otros, estuvieron presentes el presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Horacio Verbitsky; el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; el secretario general de la CTA, Hugo Yasky; y Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.