En el marco de las medidas preventivas frente a la pandemia de coronavirus, el gobernador Axel Kicillof firmó hoy el decreto que ordena el uso obligatorio de elementos de protección que cubran nariz y boca a partir del próximo lunes 20 en todo el territorio provincial. La medida alcanza a todas las personas que permanezcan o circulen en transportes públicos y privados (con dos o más tripulantes) y en espacios cerrados de acceso público, como oficinas y locales comerciales.

Además, la norma recomienda el uso del «tapa nariz y boca» en el resto de los ámbitos de circulación. Y aclara que la autoridad sanitaria provincial elaborará un protocolo para la confección personal o artesanal de estos elementos.

Asimismo, la disposición prohíbe la venta de mascarillas médicas o quirúrgicas N95, o de características similares o superiores, a las personas que no acrediten su desempeño en el ámbito de la salud. Esta medida tiene como objetivo asegurar el abastecimiento de barbijos, que escasean a nivel mundial, para los trabajadores sanitarios.