Compartir en:

El intendente Julio Zamora presentó ayer el nuevo mural de la sede de la Unión de Ex Combatientes de las Islas Malvinas de Tigre, que está ubicada en la localidad de General Pacheco. Allí, autoridades municipales y veteranos de guerra compartieron un almuerzo.

En tanto, más temprano, en Tigre Centro, en el marco de las actividades propuestas para conmemorar el 35° aniversario del conflicto bélico, se hizó la bandera en la estación de trenes y colocó una ofrenda floral en el monumento Malvinas Argentinas del Paseo Lavalle.

Durante el almuerzo, Zamora destacó: «El 2 de Abril vibran los corazones de todos los argentinos al recordar un momento histórico donde nuestros héroes fueron a dar su vida por la patria. Como siempre, nosotros los acompañamos, brindándoles aliento y cálido abrazo. Ellos mantienen vigente el sueño de recuperar nuestros derechos soberanos sobre Malvinas. Además, son miembros activos de nuestra comunidad, ayudando por medio de distintas obras de beneficencia y dejando en los más jóvenes un hermoso mensaje de fortaleza y entereza».

Tras sus palabras, el jefe comunal acompañó a los veteranos en el descubrimiento de la obra. Además, en la sede inauguraron un escenario, que fue estrenado con la presentación de diversos espectáculos musicales a lo largo de una jornada caracterizada por el recuerdo y la emoción.

«Esta es una fecha clave para nosotros, porque significa arrancar un nuevo año de vida y de lucha. Cada día nos cuesta más, pero sabemos que con el respaldo del intendente Zamora y de la comunidad podremos seguir adelante», aseguró el presidente de la Unión de Ex Combatientes local, Juan Cantini.

Por su parte, el autor del mural, Rubén Silva, expresó sus sensaciones: «Es muy emocionante, creo que es el trabajo más importante que he hecho, por lo arraigado que está el sentimiento de Malvinas en todos nosotros. Es una obra en dos tiempos, que cuenta un poco la vida de estos héroes desde aquellos días hasta hoy».

A 35 años de la Guerra de Malvinas, el Municipio dispuso una agenda de actividades alusivas, que se inició el viernes con un acto recordatorio en la Plaza Cabo Segundo Jorge Eduardo López de Troncos del Talar y continuó el sábado con la vigilia nocturna en la estación de Benavídez.