Con el respaldo tecnológico del Centro de Operaciones Tigre (COT), distintas fuerzas de seguridad provinciales desbarataron una banda que vendía drogas en el barrio Los Tábanos. La investigación se inició con denuncias de vecinos a la línea municipal “0800-DROGA NO”. Luego de dos meses, se derivó en los allanamientos en diversos domicilios, que tuvieron como resultado la aprehensión de los ocho integrantes de la red y el secuestro de estupefacientes, elementos para su fraccionamiento, armas de fuego, municiones, dinero en efectivo, celulares y motos robadas.

“Gracias a la colaboración de las cámaras de seguridad, pudimos llevar adelante un operativo satisfactorio para detener esta maniobra delictiva. Además de una gran cantidad de drogas, pudimos confiscar motos con pedido de secuestro activo”, expresó el comisario general de Región AMBA Norte, Hugo Natiello.

Tras las denuncias telefónicas, se coordinó un trabajo articulado entre la Fiscalía Descentralizada de Drogas Ilícitas, la Policía Distrito Tigre y el COT, a través del su Laboratorio de Análisis de Imágenes Criminológicas (LAIC). Durante el procedimiento, se recabó información sobre el modus operandi del grupo delictivo con filmaciones, escuchas telefónicas, compradores infiltrados y cruzamientos de llamadas.

Al respecto, el secretario de Protección Ciudadana de Tigre, Eduardo Feijoó, señaló: “Esto es un logro más de la plataforma de denuncias anónimas ‘0800 DROGA NO’ y del compromiso de los vecinos del distrito. Pusimos a disposición de la Justicia toda la tecnología del COT para lograr este final muy positivo”.

El operativo estuvo integrado por personal de la Policía provincial, la Jefatura Distrital, el Grupo de Apoyo Departamental (GAD), la Infantería y la Sub DDI Tigre. Los aprehendidos fueron siete hombres de entre 24 y 53 años y una mujer de 53 años. Se incautaron 157 envoltorios de cocaína de un gramo cada uno, varios kilos de marihuana, elementos para su fraccionamiento y balanzas de precisión, 112.500 pesos, celulares, un pistolón Rexio calibre 14, un revólver calibre 32, una escopeta casera, una pistola Bersa calibre 22, un revolver calibre 32 largo y cinco motos.

El procedimiento contó con el apoyo logístico y tecnológico del Municipio, que puso a disposición sus dispositivos de videovigilancia, vehículos aéreos no tripulados, ambulancias y móviles de patrullaje.