La Secretaría de Servicios Públicos y Conservación de Infraestructura municipal continúa llevando a cabo trabajos de limpieza en el arroyo El Claro, con el fin de retirar sedimentos, residuos y malezas. Estas tareas ayudan a prevenir las inundaciones en la zona.

“Estos servicios constantes son esenciales para poder evitar el atasque de agua, sobre todo cuando nos enfrentamos a tormentas o temporales intensos. Trabajando en zonas como estas logramos disminuir el riesgo de posibles anegamientos”, indicó el titular de la dependencia comunal interviniente, José María Paesani.

Para la limpieza del sector del arroyo y la Ruta 9, en Benavídez, se ubicó una retroexcavadora dentro del mismo curso de agua, con el objetivo de quitar todos los desperdicios. Además, una grúa excavadora se posó en la orilla para agilizar el proceso de saneamiento.