En un nuevo operativo vehicular, efectivos municipales demoraron a 52 personas por no cumplir con el aislamiento social dispuesto por el gobierno nacional para evitar la propagación del coronavirus.

El intendente Julio Zamora supervisó el procedimiento realizado en Luis García y Bolo Bolaño, en el ingreso a la ciudad cabecera del distrito, llevado adelante por agentes de Tránsito, Defensa Civil, Inspección General, Centro de Operaciones Tigre (COT), Servicio de Emergencias Tigre (SET) y Policía.

Además, los uniformados secuestraron seis vehículos por falta de documentación y decomisaron mercadería por el corte de la cadena de frío.

«Estamos junto a las secretarías de Protección Ciudadana y Salud garantizando el estricto cumplimiento del decreto presidencial que establece el aislamiento. Recibimos a los vehículos que ingresan al distrito: si son vecinos pasan y si no lo son tienen que justificar el motivo; y en caso de que no lo hagan, tienen que regresar a sus hogares. Es una medida que permite que entre todos garanticemos nuestro objetivo principal, que es dejar atrás la pandemia lo más rápido posible», destacó Zamora.

«Siempre estamos agradecidos de que la gente venga a Tigre y disfrute de nuestra ciudad y la belleza natural que es el Delta, pero en este caso les pedimos que se queden en sus casas. Queremos garantizar el cumplimiento del decreto nacional y provincial para cuidarnos entre todos», concluyó el jefe comunal.