Compartir en:

Las buenas noticias se siguen multiplicando en el rugby local. Es que si bien Hindú Club esta temporada cayó en semifinales y no pudo alcanzar el pentacampeonato en el Grupo I del certamen de la URBA, hubo otro campeón local: Delta Rugby, que de forma invicta se llevó el Grupo III.
Si bien todavía Delta no juega en Tigre, en abril último el Municipio le cedió un predio en la localidad de Benavídez para que la flamante institución, que fue constituida por ex integrantes del Club San Fernando, levante su sede definitiva.
De esta forma, la entidad presidida por Horacio Sanguinetti se sumó a las otras que desarrollan el deporte de la pelota ovalada en el distrito, como Hindú, Newmann o Tigre Rugby.
El camino de Delta hacia el título sólo encontró victorias y dos ascensos esta temporada. En el encuentro decisivo, y con el pasaporte al Grupo II asegurado, el conjunto dirigido por Gastón Boniface y capitaneado por Nicolás Alamo alcanzó una contundente victoria por 65 a 12 contra Monte Grande.
“Estamos contentos por lo que logramos en tan poco tiempo, y siempre agradecidos con la gente que nos sigue desde comienzo de este proyecto”, expresó Alamo, centro del equipo.
Por su parte, el octavo Nicolás Lovisolo sentenció: “Es impresionante. Cuando arrancamos nunca imaginamos esto. Hace 11 meses estábamos naciendo y ahora conseguimos el primer título. Contento por lo que creamos, que a nivel deportivo, es espectacular”.
El festejo verde, rojo y blanco se produjo en La Plata, donde se desarrollaron todas las finales de la URBA. Por el Grupo IV, San José se impuso 13 a 10 ante Los Pinos; por el II, Curupaytí hizo lo propio 33 a 17 contra GEBA; en Intermedia, SIC venció 15 a 14 Hindú; y el la final más esperada, la del Grupo I, los de San Isidro volvieron a gritar campeón al derrotar por 30 a 22 a los locales.