La jueza federal Sandra Arroyo Salgado dispuso hace una semana el procesamiento sin prisión preventiva de directivos de Colony Park S.A. y funcionarios provinciales y municipales en la que causa en la que se investiga el daño ambiental causado en el Delta tigrense, a través de la realización de dragados, rellenos y ensanchamientos de cursos de agua. Además, en su resolución del 15 de este mes, la magistrada dispuso millonarios embargos a los procesados, que van de 35 a 5 millones de pesos.

¿Quiénes son los procesados? Los directivos Hugo Damián Schwartz, Adrián Gabriel Schwartz, Sergio Andrés Schwartz, Eduardo Héctor Carrasco y Francisco José Billoch, y los funcionarios José Manuel Molina (exdirector ejecutivo del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible), Ana María Corbi (exdirectora ejecutiva del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible), Antonio Grandoni (exsecretario de Inversión Pública de la Municipalidad de Tigre), Eduado Cergnul (exsecretario de Gobierno de la Municipalidad de Tigre) y Carlos Alfredo Vittor (secretario de Control Urbano y Ambiental del Municipio de Tigre).

Colony Park, cuya obra está paralizada por la Justicia desde 2011, se promocionaba como una «isla privada». El country proyectado para la zona del Río Luján y el Canal Vinculación, en la Primera Sección, contemplaba el desarrollo de áreas comerciales, centros recreativos, sectores para la práctica de deportes terrestres y acuáticos, y hasta un colegio.