presupuesto4

El oficialismo acusó hoy al Frente para la Victoria (FPV) de “atacar la gobernabilidad” y le pidió “responsabilidad política y humana”, tras fracasar anoche la sesión en la Cámara de Diputados provincial en la que iba a tratarse el presupuesto 2016 y las leyes de emergencia en seguridad, servicio penitenciario e infraestructura.

Sin embargo, el kirchnerismo se defendió de las acusaciones argumentando que el presupuesto presentado no incluye el detalle de las obras que se van a efectuar con el endeudamiento que incluía de casi 100 mil millones de pesos.

Durante una conferencia de prensa realizada esta mañana en Casa de Gobierno, el jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña, pidió “responsabilidad política y humana” al kirchnerismo, al que le atribuyó una actitud de “mezquindad y especulación política” que, aseguró, fue producto de “una orden de Cristina Kirchner”.

Peña llamó “a la reflexión a (el presidente del bloque del FPV, José) Ottavis, a La Cámpora, a Cristina Kirchner y a todos los diputados y senadores”. Y agregó: “Exigimos responsabilidad política y humana, y que se hagan cargo los que hasta hace 15 días gobernaban la Provincia”.

Los cuestionamientos al kirchnerismo también partieron desde el ejecutivo provincial, por ejemplo a través del ministro de Economía, Hernán Lacunza, quien consideró que la caída de la sesión representó un “ataque a la gobernabilidad”.

Al respecto, Lacunza explicó que al no tener sancionado el presupuesto la Provincia deberá activar un “plan de contingencia” ya que “hay un problema de liquidez severo” y reconoció que al día de hoy no tienen “la plata en la caja” para pagar los sueldos la semana próxima.

“Hemos recibido alguna ayuda de la Nación para atender los aguinaldos, y hoy me junto con las autoridades del gobierno nacional para ver cuándo podemos disponer de más fondos. Seguiremos trabajando día a día con el agua al cuello”, indicó el funcionario.

En respuesta a las declaraciones oficialistas, desde el FPV le solicitaron a la gobernadora María Eugenia Vidal que convoque nuevamente a sus legisladores para darles los detalles del endeudamiento de casi 100 mil millones de pesos que incluía el presupuesto y de las obras a realizarse con esos fondos, dado que esos motivos provocaron que se cayera la sesión de anoche.

“Nuestro bloque aportó con estudios, estadísticas y evaluaciones una propuesta razonable, desestimada por el oficialismo, que garantizaba la gobernabilidad de la Provincia, y el desarrollo económico y social de los 135 municipios”, aseguró Ottavis.

Pese a los cruces entre ambos sectores, fuentes del gobierno y la Legislatura provinciales no descartaron que tanto el presupuesto como la ley impositiva puedan tratarse la semana próxima.

Alineados con el oficialismo, desde el massimo también salieron a criticar la postura del FPV. Hasta el intendente Julio Zamora opinó que “la decisión del kirchnerismo de no aprobar el presupuesto 2016 es irresponsable y deja sin financiamiento a todos los municipios”.