La presidenta Cristina Fernández convocó a los jóvenes a «seguir adelante con fuerza, esperanza, optimismo, porque la risa no se rinde y la Argentina tampoco», al dar inicio a las obras de una autovía que comunicará Concordia con Paraná.
Por otra parte, la mandataria le pidió a los dirigentes políticos que «superen las diferencias» y la acompañen en la tarea de «profundizar el modelo» iniciado en 2003.
Así lo afirmó este mediodía en un acto que presidió en Concordia, desde donde estableció contacto -vía teleconferencia- con Paraná y con Corrientes, para dejar inaugurado el acceso de la Ruta 9.
«Estoy convencida de que necesitamos seguir profundizando este modelo. Aquí puede visualizarse con mucha claridad: en el 2003 Concordia era noticia en el orden nacional por ser la ciudad con mayor índice de desocupación del país y hoy está por abajo del índice nacional en materia de desocupación», destacó la Jefa de Estado.
Cristina señaló que esta situación «es obra de un proyecto nacional y un modelo que ha puesto el acento en la producción, en la generación de parques industriales para que cada pueblo genere valor agregado en su lugar de origen, dé trabajo a sus hijos y no se tengan que ir a los grandes centros urbanos».
En otro tramo de su discurso, en el que recordó en varias oportunidades la obra del fallecido ex presidente Néstor Kirchner, la mandataria dijo: «Necesito ayuda porque sola no puedo». Y agregó: «Necesito hombres y mujeres que se hagan carne y sean capaces de interpretar este proyecto nacional que tanto debe seguir dando a los argentinos».

Por JIU