Compartir en:

Al igual que en la primera jornada clasificatoria del domingo, Sol Ordás hoy remó más fuerte que sus rivales en las pruebas del single scull femenino y finalizó primera en sus dos series disputadas en el Parque Urbano de los Juegos Olímpicos de la Juventud. Estas actuaciones en el Dique 3 de Puerto Madero le permitieron a la nicoleña avanzar a los cuartos de final de mañana. En tanto, Tomás Herrera y Felipe Modarelli se metieron en las semifinales del doble par.

En la segunda ronda, Ordás dio muestras de su nivel al cruzar la meta con un tiempo de 1 minuto 53 segundos 68 centésimos por delante de la alemana Tabea Kuhnert, a la que le sacó 4 segundos 23 centésimos de ventaja. En la tercera, anduvo mejor todavía, con 1 minuto 49 segundos 74 centésimos para distanciarse de la británica Georgie Robinson Ranger por 1 segundo 99 centésimos.

“Tuve sensaciones increíbles por el aliento de toda la gente. Además, es una carrera corta y no se siente el cansancio. Pasar bajo el Puente de la Mujer me dio un plus al ver a tantos argentinos. ¿Mi objetivo? Seguir con este rendimiento y hacer lo mejor posible”, contó Ordás al finalizar la jornada.

Por otra parte, el doble par argentino tuvo un duelo con el bote rumano de Florin Arteni – Fintinariu y Alexandru Danciu, los actuales campeones mundiales juveniles. En la segunda ronda, triunfaron los locales y luego, en la tercera, se desquitaron los visitantes. De esta manera, está abierta la expectativa para mañana, cuando se definirán las medallas.

“Sabemos que la regata es contra nosotros mismos. Los entrenadores nos dijeron que vayamos de igual a igual aunque los rivales sean mejores, más altos y más fuertes”, reconoció Modarelli. Mientras que Herrera agregó: “Siempre damos el cien por ciento pero la gente te hace rendir arriba de eso. Estamos en casa, con nuestros familiares y con nuestros amigos”.