La cooperativa dedicada al cuidado ambiental y la reinserción social de recuperadores urbanos Creando Conciencia, ubicada en Benavídez, fue seleccionada como organización incubadora de procesos cooperativos de reciclado por los ministerios de Producción y de Desarrollo Social de la Nación.

Por su trayectoria y reconocimiento en el sector, la organización local, que está cumpliendo diez años, fue invitada a presentar un proyecto de incubación en cooperativismo y comercialización dirigido 30 cooperativas de reciclado del interior de la provincia de Buenos Aires.

Algunas de las cooperativas ya han comenzado el proceso de incubación y otras están por iniciarlo. En cada una de ellas, Creando Conciencia brinda respaldo y capacitación en temas vinculados al trabajo de recolección y reciclado y especialmente en la fase de separación y comercialización de materiales.

La financiación del proyecto está a cargo del Ministerio de Desarrollo Social y lo lleva a cabo el nodo de Innovación Social del Ministerio de Producción.

“Nos satisface enormemente este reconocimiento, después de diez años de haber comenzado con nuestro proyecto, y a la vez nos ilusiona mucho el poder compartir nuestro conocimiento y experiencia, tanto en reciclado como en cooperativismo, con otras cooperativas que están recorriendo caminos similares al que venimos haciendo”, señaló el presidente de Creando Conciencia, Edgardo Jalil.

La cooperativa nació a fines de 2006 frente a la preocupación de algunos vecinos por la disposición final de los residuos y el trabajo precario de los llamados “cartoneros”. Actualmente, la componen 44 socios, tiene contratos de recolección en varios barrios de Benavídez y Tigre y una línea de mobiliario urbana realizada con plástico reciclado.