El intendente Julio Zamora anunció la implementación de nuevas medidas con el fin de prevenir la propagación del coronavirus en el distrito, entre las que se incluye la contratación de profesionales de la salud y la adquisición de equipamiento especializado.

«Destiné una partida presupuestaria especial acorde a la evolución de la emergencia, para contratar médicos y enfermeros, y sumar nuevas camas de aislamiento y equipamiento especializado», explicó el jefe comunal y continuó: «Para optimizar los recursos de la salud, estamos reprogramando algunos turnos médicos para priorizar la emergencia sanitaria que nos ocupa».

«También establecí el cese de la actividad comercial del Puerto de Frutos; el cierre de las guarderías infantiles; y medidas especiales para los eventos privados, supermercados, transporte público y otras actividades comerciales, en consonancia con lo definido por el gobierno nacional», agregó el mandatario local.

Finalmente, Zamora insistió en la importancia de las medidas preventivas para evitar la propagación del virus. «Les pido tomar los mayores recaudos para evitar aglomeración de gente en la vía pública, en las plazas, y respetar la distancia mínima entre las personas. El accionar responsable de cada uno es la mejor prevención», remarcó el intendente.

El Municipio adhirió a la emergencia sanitaria decretada por los gobiernos nacional y provincial a raíz del brote de coronavirus. Entre otras medidas, la Comuna ya cerró los 18 polideportivos y los museos, y suspendió los cursos de formación laboral, las clases en los jardines municipales, los talleres culturales, las ferias comunitarias y los ensayos de las orquestas infantojuveniles.