El gobierno nacional dispuso hoy que los partidos de todas las categorías del fútbol argentino se disputen a puertas cerradas como medida de prevención ante la pandemia de coronavirus. Así fue informado por el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, al presidente de la AFA, Claudio Tapia.

La restricción -que se extiende a todas las actividades deportivas en el país- abarca los encuentros de «cualquier categoría y división» tanto nacionales como internacionales, por lo que también incluye a la Copa Libertadores de América.

La carta firmada por el ministro Lammens fue dirigida simultáneamente a Tapia y al flamante titular de la Superliga Argentina de Fútbol, Marcelo Tinelli.

Esta disposición, tomada en conjunto con el Ministerio de Salud, acompañó los anuncios de los gobiernos porteño y bonaerense, que previamente habían anunciado la restricción de público en los partidos de sus jurisdicciones.