El Municipio activó el protocolo de seguridad por coronavirus ante una denuncia por supuesto incumplimiento de la cuarentena de una mujer residente en un barrio privado de Troncos del Talar, quien tenía síntomas y había viajado recientemente a Estados Unidos.

Luego de recibir la solicitud desde el gobierno provincial, especialistas del área de Salud municipal se comunicaron telefónicamente en seis oportunidades con la madre de la persona denunciada, quien en todo momento se negó a brindar información sobre el estado de la joven.

Ante esta situación, desde la Comuna decidieron llevar a cabo el operativo previsto en el decreto de emergencia sanitaria provincial.

De esta manera, agentes del Servicio de Emergencias Tigre (SET), el Centro de Operaciones Tigre (COT), Defensa Civil y la Policía se presentaron en la vivienda de la mujer señalada para tomar contacto con sus familiares, quienes recién en ese momento accedieron a informar que estaba internada en un sanatorio privado de la Capital Federal y que el test de COVID-19 le había dado negativo.

Finalmente, desde la Secretaría de Salud municipal verificaron que son ciertos los datos brindados por los familiares a los agentes durante el operativo.