Compartir en:

En el marco de la creciente protesta vecinal y el impulso a un proyecto de ordenanza para impedir las obras de relleno en los últimos humedales de Villa La Ñata y Dique Luján, el Municipio convoca a una audiencia pública, de carácter no vinculante, para analizar el impacto ambiental del proyecto urbanístico denominado Santa Ana, que la cuestionada empresa EIDICO ya puso en marcha en el predio conocido como La Bellaca.

El encuentro está anunciado para el jueves 16 de mayo, a las 15, en el auditorio del Museo de la Reconquista. El llamado es “para personas físicas o jurídicas, públicas o privadas interesadas en dar opinión” sobre el “impacto ambiental del proyecto” ubicado en Arribeños y Solís Loreto, en una superficie de 698.141 metros cuadrados.

La convocatoria, fechada el 16 de abril y firmada por el secretario de Gobierno, Mario Zamora, establece que la inscripción de los residentes en el distrito que quieran presentar escritos y exponer en la reunión se realiza en el sector de Mesa de Entradas, que está ubicado en la parte posterior del Palacio Municipal, hasta el viernes 10 de mayo.

“Las opiniones recogidas durante la audiencia pública son de carácter consultivo y no vinculante”, aclara la resolución 1073/19, en la que también se especifica que los funcionarios municipales designados para formar parte del encuentro son el mencionado secretario de Gobierno; la subsecretaria de Desarrollo Urbano Ambiental, Débora Villalba; la subsecretaria Legal y Técnica, Patricia D’Angelis; la directora general de Gestión Ambiental, Sol Thomas; y la directora general de Obras Hidráulicas y Viales, Lucía Brid.

Nueva manifestación

La construcción del country Santa Ana despertó a mediados de febrero la movilización de los vecinos de Villa la Ñata y Dique Luján, quienes renovaron su reclamo de preservación de los bañados de la zona, a través de la realización de una serie de protestas quincenales que llevan adelante en el ingreso a la localidad y el apoyo a un proyecto de ordenanza para prohibir las obras de relleno.

El próximo domingo 28, a las 11, los afectados volverán a reunirse a las 11 en la curva del ACA, con el objetivo de visibilizar la problemática de inundaciones y anegamientos que se profundizó a partir de la proliferación de los desarrollos inmobiliarios, además de la destrucción del ecosistema característico del lugar.

Entre los presentes en la última manifestación, estuvo el padre Mario Lago, de la Parroquia Salvador del Delta, quien explicó: “Estamos con los vecinos, cortamos por cinco minutos la ruta para decirles a los que vienen a conocer Villa La Ñata y Dique Luján que no queremos más rellenos de los humedales”. Y continuó: “Rellenarlos con tierra como lo están haciendo para construir los countries es una verdadera barbaridad”.

Por otra parte, representantes de la asambleas de vecinos autoconvocados mantuvieron el martes 16 de abril un encuentro con autoridades municipales y concejales del Frente Renovador y Unidad Ciudadana. Según manifestaron tras la reunión, los funcionarios explicaron que la última clausura efectuada al emprendimiento Santa Ana estuvo motivada en “diversas irregularidades” y aseguraron que exigirán que se retire “por lo menos tres metros” el terraplén levantado “que invade el espacio público de la ruta”.

Además, los vecinos difundieron que el secretario de Gobierno mencionó que desde el gobierno municipal enviarían “un proyecto superador” al ya presentado en el Concejo Deliberante “que incluiría el respeto de los humedales” de la localidad.

“Los funcionarios locales aseguraron que es intención del intendente Julio Zamora ir a un nuevo modelo de ciudad para Tigre”, expresaron los afectados a través de la página en Facebook “Salvemos los Humedales de Dique Luján y La Ñata”. Y concluyeron: “Tenemos la obligación de subrayar que desde fines de los 90 todas las gestiones municipales promovieron la llegada de inversiones de los barrios privados e incluso hubo funcionarios en puestos claves provenientes de las empresas desarrolladoras. Pero en buena hora si el cambio de política es real y concreta”.