Personal municipal junto a miembros de la Autoridad del Agua (ADA) provincial realizaron un nuevo relevamiento en las aguas del Delta para evaluar el estado de la floración de cianobacterias.

«Continuamos trabajando con distintos organismos para el control y alerta temprana, como medida preventiva y proyección para lo que resta de la temporada. Esta semana hicimos un ensayo y prácticas con muestras tomadas en el río, para ver la segregación de la bacteria a través de los filtrados que propusimos. Mientras tanto, seguimos recomendando que no se use el agua para consumo ni uso recreativo», expresó la directora general de Gestión Ambiental municipal, María Paz Mazzola.

Los especialistas tomaron muestras en Río Sarmiento y Canal Raquel Segunda, Río Sarmiento y Arroyo Curubica, Río Sarmiento y Arroyo La Perla, Arroyo Antequera, Arroyo Caraguatá y Canal Arias. Se busca analizar parámetros de oxígeno disuelto, PH y temperatura del agua, además de parámetros físicoquímicos y bacteriológicos.

Por su parte, el director general del Plan de Manejo del Delta, Luis Cancelo, señaló: «Hemos planteado métodos alternativos que podemos llevar adelante junto a la comunidad isleña para tratar el agua y poder usarla para consumo hogareño. Recomendamos filtrar el agua con carbón activado y la extracción a partir de un pozo para filtrar del humedal».

En los últimos días, se llevaron a cabo reuniones entre distintas áreas municipales con prestadores turísticos para evaluar cómo actuar ante esta problemática. De la misma manera, el Comité de Emergencia por la Cianobacteria se reunió con el intendente Julio Zamora, el secretario de Gobierno Mario Zamora, la subsecretaria de Desarrollo Urbano Ambiental, Natalia Kamada, y Cancelo para informar sobre el trabajo realizado.

Por otra parte, el Municipio sigue a la espera de la confirmación de la empresa AySA para trabajar sobre un plan de monitoreo en conjunto, con el fin de determinar las concentraciones de toxina en agua.

«Estamos trabajando constantemente y de manera articulada con las distintas áreas del Municipio para actuar de forma preventiva. Armamos un cronograma fijo de toma de muestras semanales y visitas continuas al Delta», explicó el secretario de Gobierno.

«La comunicación con los vecinos es importante, por eso el fin de semana pasado hicimos circular el ‘cianosemáforo’, información sobre la cianobacteria y cómo cuidar la salud», agregó el funcionario y continuó: «Junto al comité reforzamos esta campaña con un video explicativo de cómo acondicionar el agua para su uso doméstico, como por ejemplo para el lavado de platos. El material saldrá en los próximos días y quedamos a disposición de los vecinos del Delta y organizaciones socioambientales para un trabajo en conjunto».